facebook
Menu

Año 2 #18 Abril 2016

Jandira Zanchi: palabra brasilera

Matemática y astronomía, tales los caminos que recorrió Jandira Zanchi  antes de llegar al medio de expresión “único y soberano” que representa para ella la poesía. Sus poemas, inmersos en el cauce de la vida,  transitan lo onírico, la inocencia, pero también los márgenes y la intimidad más brutal. Elegante y precisa en la composición de su universo, Jandita Zanchi brilla como esas estrellas que alguna vez supo estudiar.

De A Janela dos Ventos (Emooby, 2012)

 

3 NOTAS

alcanço o canto da estrela prima

solo de cordas e acordes

perfume —encanto— da noite vacilante

ante o astro que em suas 3 notas sibila

o sonho aspirado de alguma madrugada vadia

 

enquanto tua alma crescendo em

crescente crisálida

é o movimento —aleatório— do vento.

3 NOTAS

alcanzo el canto de la estrella primera

canto de cuerdas y acordes

perfume —encanto— de la noche vacilante

ante el astro que en sus 3 notas silba

el sueño aspirado de alguna madrugada vana

 

en cuanto tu alma creciendo em

creciente crisálida

es el movimiento —aleatorio— del viento.

 

 

 

AGUADAS

todas as tardes

verdes

que percorri

em léguas

aguadas

por entre

o pó e o infinito

guardam-me

ainda.


EN LAS AGUAS

todas las tardes

verdes

que recorrí

en leguas

de las aguas

por entre

el polvo y el infinito

me guardan

todavía.

 

_________________

 

De Gume de Gueixa (Editora Patuá, 2013)

A COR DO RIO

Decapitava a noite

seu frio mármore

estremecido de gozo

 

livre esvaía-me

na torrente do ego

que desdobrava

seu retorno em

palavras amarelas

de suas recordações.

 

Justifique-se a lua

de suas ordens...

recebi a aquarela

—não soube pintá-la

ou imitá-la—

já não percebia, em meu

sangue, o facínora que

habitou, a contragosto,

a força do ventre.

 

Com meu jogo de punhais

entardeci na tarde

a apontar as pontas sortidas

verdes azuis brancas

aonde fáceis e formas

espirravam-se ao redor

de projetos – outra etapa.

 

A liberdade, dizia-me,

desliza e não avisa

ergue-se a qualquer momento

vaidosa e ímpia e sozinha

impura na saga e na sede.


EL COLOR DEL RIO

Decapitaba la noche

su frío mármol

estremecido de gozo

 

libre me desvaía

en el torrente del ego

que desdoblaba

su retorno en

palabras amarillas

de sus recuerdos.

 

Justifíquese la luna

de sus órdenes...

recibí la acuarela

—no aprendí a pintarla

o imitarla—

ya no percibía, en mi

sangre, el facineroso que

habitó, a disgusto,

la fuerza del vientre.

 

Con mi juego de puñales

atardecí en la tarde

a apuntar las puntas mezcladas

verdes azules blancas

adonde caras y formas

estornudaban alrededor

de proyectos – otra etapa.

 

La libertad, yo me decía,

desliza y no advierte...

se alza en cualquier momento

vanidosa e impía y sola

impura en la saga y en la sed.

 

 

________________

 

De A Janela dos Ventos (Emooby,2012)

FUGAZ

momentânea sanidade alongando-se

na promessa de algum encanto

 

é noite em minha sala e dia no silêncio

 

movo-me com a sinceridade dos escolhidos

sem fronteiras na lembrança

e alegrias no repouso

 

reabro o infinito com a agudeza de um mártir

 

sacrifico a leitura das aves e o esconderijo

de algum deus, sabendo que da sina

o semáforo e o ato são o compassivo brevê

do meu instante

Fugaz........


FUGAZ

momentánea cordura alargándose

en la promesa de algún encanto

 

es  noche en mi habitación y día en el silencio

 

me muevo con la sinceridad de los elegidos

sin fronteras en el recuerdo

y alegrías en el descanso

 

reabro el infinito con la agudeza de un mártir

 

sacrifico la lectura de las aves y el escondite

de algún dios, sabiendo que el destino

el semáforo y el acto son la compasiva licencia

de mi instante

Fugaz......

 

 

__________________

 

De A Janela dos Ventos (Emooby, 2012)

ARTEFATOS

participo do grande vento das noites frescas de almíscar

e agonia e alegria e magia —o desejo levitado por

arcanjos ou asnos ou arcanos ou artefatos—  seduzindo

milagres e ventarolas e flores magras e vermelhas

atônitas da relva e da noite ardida

de uma meia lua de acetona das madonas decaídas

em coro vazio, mas livre na ascensão, enquanto

se move o mundo na nau fragata das arquidioceses

 

suspensa dos suspensórios sagrados

lua arqueada de espanto

no aéreo vapor das águas.


ARTEFACTOS

hago parte del gran viento de las noches frescas de almizcle

y agonía y alegría y magia —el deseo levitado por

arcángeles o asnos o arcanos o artefactos— seduciendo

milagros y admiradores y flores delgadas y rojas

aturdidas de la hierba y de la noche ardida

de una media luna de acetona de las vírgenes caídas

en coro vacío, mas libre en la ascensión, en cuanto

se mueve el mundo en la fragata de las arquidiócesis

 

suspendida de los tirantes sagrados

luna arqueada del espanto

en el aéreo vapor de las aguas.

 

 

  • Jandira Zanchi
    Zanchi, Jandira

    Jandira Zanchi nació y vive en Curitiba, Brasil. Es poeta,  narradora y gestora cultural. Autora de los poemarios Gume de Gueixa (Editora Patuá, 2013), Balão de Ensaio (Editora Protexto, 2007), A Janela dos Ventos (Emooby, 2012, soporte virtual) y Área de Corte  (Editora Patuá, en proceso de edición). Colaboró como columnista en la revista virtual Letras et cetera. En la actualidad integra el consejo editorial de Mallarmargens revista de poesíae arte contemporânea.