facebook
Menu

Año 2 #13 Octubre 2015

2 de Maslíah

Aunque no lo parezca, lo de Leo Maslíah va en serio, porque pocas cosas son tan serias como el humor, especialmente en manos de un artista notabilísimo.

 

Literatura con vallas

El ómnibus se detuvo en el kilómetro doscientos once. Marisa bajó y el chofer también, para entregarle su equipaje. Cuando el ómnibus retomó su marcha Marisa empezó a caminar. Eran parajes de tierras rojizas. Ignoro por qué tenían este color; en verdad no sé nada de geología.

Marisa caminó un par de kilómetros y se sentó a descansar sobre su equipaje. Ignoro si hacía calor o frío porque no sé nada de meteorología (además yo no estaba allí). Marisa quería levantarse y seguir su camino, pero tenía dolores en la pelvis. Nada puedo decir, por desgracia, sobre el origen de estos dolores, porque carezco de los más elementales conocimientos de ginecología.

Marisa hizo acopio de fuerzas y se levantó. Para orientarse mejor sacó de su bolso unos binoculares (o quizá fuera un catalejo; no sé nada sobre ins- trumentos ópticos) y echó una ojeada a los confines de su visibilidad. Avistó una figura humana, mosqueando en el horizonte. Caminó hacia ella. La figura caminaba a su vez hacia Marisa. Esto es lo que creo, aunque no me respalda en ello ningún conocimiento de geometría.

Unos minutos después la figura se hizo reconocible para Marisa. Era un hombre. Andaba casi desnudo y estaba peinado y maquillado con arreglo a las normas vigentes en el grupo humano, tribu, clan o a lo que fuera que él pertenecía. No quiero dar detalles sobre esto por miedo a meter la pata, ya que no sé absolutamente nada de antropología.

Cuando lo tuvo cerca, Marisa sacó su cámara fotográfica. Creo que se puso a regular el fotómetro, y no sé cuántas cosas más. Marisa era una excelente fotógrafa, pero yo no solamente no lo soy sino que no tengo la más puta idea de cómo se saca una foto. Parece que aquel hombre tampoco la tenía, porque cuando vio el artefacto se asustó. Se acercó a Marisa y le arrancó la cámara de las manos. No conforme con esto, le arrancó también la ropa y —ya con más delicadeza— se sacó él mismo la poca que traía puesta.

Entonces ocurrió algo que me veo incapacitado de describir, quizá por falta de experiencia personal en la materia. No sé nada sobre sexo, y creo que por ahí corría el asunto. (Perdón si en algún momento me expreso de forma confusa o incorrecta; es que no sé nada de gramática.) En verdad la única disciplina que domino es la literatura. Sinceramente, creo que sé más que nadie en esta materia. Pero ya no puedo escribir más, lo siento. Mi falta de formación en otras disciplinas me lo impide, interponiéndose constantemente entre mi pluma y mis lectores. Esta traba merecería de mi parte, sin duda, un profundo estudio, pero yo no lo puedo hacer porque no sé nada de epistemología.

Sólo me queda entonces decir adiós, y gracias (no sé si corresponde despedirme así; perdón, pero es que no sé nada sobre modales).

 

La tortuga

Salí a caminar porque me sentía solo y el tedio me abrumaba. Afuera el sol resplandecía. Las nubes también pero más oscuros. Llegué al parque y me llené los bronquios de aire pura. Los ojos de los árboles se movían a impulso de una brisa fresca y delicado que hacía tintinear además los esqueletos de algunos insectos muertas contra fragmentos de botellas rotos. Me acerqué al lago y vi que una tortuga trataba de avanzar por el barro pugnando por llegar hasta el agua. No la dejé. Su caparazón era duro y su semblante inteligente y serena. Me la llevé para casa, a fin de paliar mi soledad. Cuando llegamos la puse en la bañera y me fui a buscar en la biblioteca un libro de cuentas para leerle. Ella escuchó atento, interrumpiéndome de vez en cuando para pedirme que repitiera alguna frase que le hubiese parecido especialmente hermoso. Luego me dio a entender que tenía hombre y ya me fui nuevamente al lago a buscar alga que le resultara apetecible. Recogí pasto y una planta de ojos verdes oscuras. También junté algún hormiga, por si acaso. De nuevo en casa, fui a llevar las cosas al baño, pero el tortuga no estaba allí. Lo busqué por todas partes, en el ropero, la refrigeradora, entre los sábanos, alfombras, vajillo, estantes, pero no hubo casa, no lo encontré. Entonces me vinieron deseos de ir al baño y los hice, pero cuando tirábamos la cadena comprobaste que el inodoro estaba tapada. Se les ocurrió entonces que the tortuga podía haberse metida allí. ¿Cómo rescatarlos? Salí de casa y caminé hasta encontrar una alcantarilla. Levantéi la tapa y me metisteis ahí. No habían luces. Caminéi. Los pies se me mojarán. Una rata morderói. Yo seguéi. "¡Tortuguéi, tortuguéi!", gritéi. Nodiecontestoy. Avancex. Olor del agua no ser como la del lago. "¡Tortugúy, vinimorfpapit!", insistiti. Ningún resultoti. Expedición fútil.

Salí del cantarillo y en casa me limpí y me preparó cafés. Lo tomés a sorbo corta, mirondotelevicián. En sópito ¿qué vemos in pantalla? Tortugot. "¿Cómo foi a parar alá?", le preguntete. Y ella dijomeofri con dichosa contestaçao: "No por Allah: Budapest. Corolariusmediambienst cardinal e input fosforest". A la que je la contesté "bon, butmutcanalis et adeus, Manuelita".

"¡Nai, nai!", dictiotort, "euprogram mostaza interesting".

"Demostric", pidulare.

Tonsturtug bailó, candó, concertare, crobacía y magiares, asta que yo poli me zzz.

  • Leo Maslíah
    Maslíah, Leo

    Leo Maslíah (Montevideo, 1954) es un compositor, pianista, cantante , escritor y humorista uruguayo. Estudió piano con Bertha Chadicov y Wilser Rossi, armonía con Nydia Pereyra Lisaso, órgano con Manuel Salsamendi, y composición con Coriún Aharonián y Graciela Paraskevaídis. Se presentó por primera vez en público en 1974 como solista de órgano interpretando un concierto de Händel. A partir de 1978 desarrolla una intensa actividad como autor e intérprete de música popular, habiéndose presentado en muchos países de América y Europa.

    En 1981 su composición electroacústica "Llanto" integró la programación del festival anual de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea (SIMC) realizado en Bruselas, Bélgica. Las orquestas uruguayas interpretaron varias de sus obras sinfónicas. Sus obras de cámara forman parte del repertorio de algunos intérpretes nacionales y extranjeros. En 1994 fue distinguido por la Fundación Konex de Argentina entre las cien mejores figuras de las letras argentinas de la década 1984-1994.

    Discografía en Uruguay:

    Cansiones barias (Ayuí / Tacuabé. 1980)

    Falta un vidrio (Ayuí / Tacuabé a/e31k. 1981)

    Recital especial (Ayuí / Tacuabé a/e40k. 1983)

    Canciones y negocios de otra índole (La Batuta. 1984)

    Extraños en tu casa (La Batuta. 1985)

    Leo Maslíah en español (Ayuí / Tacuabé a/e54k. 1986)

    Extraños en tu casa (Reedición. Ayuí / Tacuabé. a/e57k)

    Leo Maslíah y Jorge Cumbo en dúplex (Orfeo. 1987)

    Leo Maslíah en vivo (Ayuí / Tacuabé a/e65k. 1987)

    Buscado vivo (Variety)

    I lique roc (Orfeo. 1988)

    Leo Maslíah en el Teatro Circular con Liese Lange (Orfeo. 1989)

    El tortelín y el canelón (Orfeo. 1989)

    Persianas (Orfeo. 1990)

    Sin palabras 1 (Ayuí / Tacuabé a/e92k. 1991)

    13 años (Orfeo. 1991)

    Tortugas (Orfeo. 1993)

    Sin novedad (Recopilación) (Orfeo. 1993)

    No juegues con fuego porque lo podes apagar (Versión en audio de la obra de teatro homónima. Grabada en Montevideo en 1993. Perro Andaluz. 1993)

    Sin palabras 2 (Orfeo, Montevideo. 1994)

    Zanguango (Ayuí / Tacuabé ae161cd. 1996)

    Taddei-Maslíah (Ayuí / Tacuabé ae186cd. 1998)

    Canciones desoídas (Recopilación) (Ayuí / Tacuabé. 1999)

    Textualmente 1 (Perro Andaluz. 2001)

    Textualmente 2 (Perro Andaluz. 2002)

    Leo Maslíah en hispania (grabaciones de 1989 y 2002. Perro Andaluz, Montevideo. 2003)

    Improvisaciones (a dúo con Hernán Ríos. Perro Andaluz. 2003)

    Textualmente 3: el neoliberalismo y otros desfalcos (Perro Andaluz. 2004)

    Árboles (Perro Andaluz. 2005)

    Clásicos (Perro Andaluz. 2005)

    Irrestricto (Grabado en vivo junto a Jorge Lazaroff en 1984. Perro Andaluz. 2006)

    Recital soplón (junto a la Banda Sinfónica de Montevideo. Perro Andaluz. 2006)

    Contemporáneo (Menosata. 2007)

    Entreverados (con Carmen Prieto. Menosata. 2007)

    Piano (Menosata, 2008)

    Bases de diálogo (con Sandra Corizzo. Perro Andaluz. 2008)

    Cantanotas (con Lucía Gatti. Perro Andaluz PA 4850-2. 2011)

    La Orquestita (Perro Andaluz PA 5063-2. 2011)

    Música no alineada. (Perro Andaluz PA 5539-2. 2013)

    Leo Maslíah en 'Autores en vivo'. (DVD) (Perro Andaluz PA 5718-9. 2013)

    Leo Maslíah con banda. (DVD) (Perro Andaluz PA 5718-9. 2014)

    Luna sola. (Perro Andaluz PA 6125-2. 2014)

     

    Discografía en Argentina:

    Leo Maslíah tocando en La Casa en el Aire (en Santiago de Chile), 31 de enero de 2008.

    Desconfíe del prójimo (RCA. 1985)

    Punc (RCA. 1987)

    Buscado vivo (Interdisc, EMI y Polygram. 1987)

    Tema de amor a María Julia (Barca. 1990)

    La mano viene pesada (Barca. 1991)

    Aunque voce nao acredite... Maslíah existe! (recopilación) (Barca. 1994)

    Opera, castidad & yogur diet (Barca. 1995)

    Lo mejor de Leo Maslíah (Recopilación) (BMG. 1997)

    Zanguango (Polygram. 1998)

    Leo Maslíah y pico (World Music BA. 1999)

    Textualmente 1 (EPSA MUSIC. 2002)

    Textualmente 2 (EPSA MUSIC. 2003)

    Textualmente 3: el neoliberalismo y otros desfalcos (EPSA MUSIC. 2004)

    Clásicos (EPSA MUSIC. 2005)

    Entreverados (junto a Carmen Prieto. EPSA MUSIC. 2007)

    Bases de diálogo (con Sandra Corizzo. EPSA MUSIC. 2008)

    Jorge de la Vega por Leo Maslíah (con Lucía Gatti y Pablo Somma, Biblioteca Nacional del Argentina. 2010)

     

    Discografía en otros países

    Leo Maslíah en el Café del Cerro (Alerce, Santiago de Chile. 1989)

    Eslabones (Big World Music, Nueva York. 2000)

    Textualmente 2 (18 Chulos Records, Madrid. 2002)

    Libros:

    Hospital especial (1983, Imago)

    Un detective privado ante algunos problemas no del todo ajenos a la llamada "música popular" (1984)

    Historia transversal de Floreal Menéndez (Ediciones de la Flor, 1985)

    El show de José Fin (Ediciones de la Flor, 1987)

    Teléfonos públicos (Monte Sexto, 1987)

    Tres obras de teatro (Ediciones de Uno)

Más en este número « Huevo Microambientes »