facebook
Menu

Año 1 #7 Abril 2015

Fats Fernández

En la década de los 60, en Jamaica, el Gato Barbieri le propuso al Fats Fernández integrar su quinteto porque tenía mucho "feeling", el Fats le preguntó al Baby López Fürst (de pie, por favor) qué quería decir "feeling" y entonces se enteró: tenía mucho sentimiento. Y sí, el Fats es un músico con mucho sentimiento.

Los siguientes temas pertenecen a Tangos y Standards (1996),  el quinto álbum solista de Fats Fernández. Es un trabajo que se reparte compositivamente entre lo mejor de temas clásicos tangueros y standard jazzísticos. Los invitados son extraordinarios: los maestros Antonio Agri, Virglio Expósito, Baby López Furst, Santiago Giacobbe, Eduardo Casalla, Ricardo Lew, Lito Nebbia, Carlos Buono entre otros.

  1. Ave de paso
  2. Gricel
  3. Mimi Pinson
  4. Naranjo en flor
  • Fats Fernández
    Fernández, Fats

    Roberto “Fats” Fernández (1937) es un trompetista argentino. Su primer acercamiento a la música lo tuvo en la banda de la escuela primara, donde aprendió a tocar la corneta. Evidentemente los vientos eran lo suyo. Para la edad de 17 la trompeta ya había logrado enamorarlo y comenzó a actuar en el legendario grupo The Georgian’s Jazz Band. Algunos años después formó un quinteto con el Gato Barbieri, y luego el grupo Sanata y Clarificación, con el guitarrista Rodolfo Alchourrón.


    En 1987 vio la luz su primer trabajo solista, Un trompetista de Buenos Aires, grabado en Nueva York. El segundo llegó dos años más tarde y se llamó New York sessions & trabajos porteños. A lo largo de su vasta y fructífera carrera se codeó con los mejores del mundo; vale mencionar el Festival de Jazz Latino, en 1991 y 1992, donde participó junto a paquito D’Rivera, Ray Barrero y Astrud Gilberto. Por ese mismo tiempo también compartió el escenario del Villaje Vanguard con Joe Lovano y la Mel Lewis Orchesta, y luego, al año siguiente, con el mismísimo Branford Marsalis (quien además participaría en su cuarto disco solista, La música y la vida).


    Entre su discografía podemos contar, por un lado, los ya mencionados Un trompetista de Buenos Aires (1987), New York sessions & trabajos porteños (1989) y La música y la vida (1992). Luego Cuore (1991), Tangos & standards (1996), Fats birthday (1997) y 100 años de Gershwin (1998).

     

    Durante su vasta y fructífera trayectoria Fats Fernández ha recibido numerosos premios y menciones, entre los que podemos contar el premio ACE, dos Estrella del Mar y el Premio Konex, entre otros. Sin embargo, los reconocimientos más interesantes son los que ha obtenido de parte de sus colegas y por qué no sus ídolos. Ya cuando Harry James en su viaje a Buenos Aires de 1981 le regaló un modelo homónimo de trompeta King o en las numerosas jam-sessions realizadas junto a Chick Corea, Larry Coryell o Randy Brecker, el talento y el perfeccionamiento de Fats Fernández fue tanto una celebración como una promesa: su nombre pasará a la historia como el jazzista argentino con mayor aptitud.

Más en este número « Estimado prócer El estilista »