facebook
Menu

Año 7 #83 Septiembre 2021

Escuditos

El 5 de marzo de 1956, con indudable ánimo “libertador”, se prohíbe la utilización de imágenes, símbolos, signos, expresiones, doctrinas, artículos y obras artísticas, que pretendan carácter peronista. Casi nada.

El decreto 4161 considera “especialmente violatoria de esta disposición” la utilización de la fotografía retrato o escultura de Perón y sus parientes (por más abanderada de los humildes que fuese, o quizá justamente por eso). Además, caen en desgracia el escudo y la bandera peronistas.

En un ataque melodramático, el decreto prohíbe el mismísimo nombre de Juan Perón —a quien, para cumplir con lo que ordena, llama como “presidente depuesto”— y el de sus parientes. Prohíbe también las expresiones “peronismo”, “peronista”, “justicialismo”, “justicialista”, “tercera posición” y la abreviatura “PP”. También destierra la exaltación de fechas que considera obscenas como el 17 de Octubre y las composiciones musicales Marcha de los Muchachos Peronistas y Evita Capitana.

 

Escuditos

 

Incluido en Las mil y una noches peronistas, Buenos Aires, Granica, 2019.
                                                                                              a Gustavo Abrevaya

 

Siendo un niño encontré en casa una cajita llena de escuditos, escondida en un placard. Así fue que hallé una de esas insignias que los mayores llevaban en el ojal. Pero esas insignias, por razones extrañas a mi entendimiento, no eran inocentes. Estaban ocultas desde hacía tiempo, nunca las había visto antes.

Entonces pregunté a Madre por su significado y, antes de terminar la pregunta, me respondió:

—Están prohibidas.

Aquí mi asombro se demoró en el brillo huidizo que me observaba desde el escudito. Nunca había tenido en mis manos un objeto tan mínimo, casi insignificante, y que a la vez participara de lo prohibido. Madre había sido concluyente: prohibidos.

Y pude sentir su temor cuando pronunciaba esa palabra. ¿Qué representaban? ¿Qué bizarra pertenencia señalaban?

—No sé si Padre podrá explicarte esto a tu edad. Que lo haga él porque a mí siempre me gustó Evita —¿Había escuchado antes el nombre de Evita?—. Que él te diga algo porque eso va a volver…

Un pequeño objeto, con colores familiares en el caleidoscopio de una patria perdida en la infancia del hijo de un peronista, se presentaba por primera vez como el talismán de un mito siempre a descifrar.

 

  • Jorge Alemán
    Alemán, Jorge

    Jorge Alemán Lavigne (Buenos Aires, 1951) es un psicoanalista y escritor de origen argentino. En 1976 se exilió en España, con 25 años de edad. Desde esa fecha vive en Madrid. Ha publicado numerosos libros que dan cuenta de un pensamiento que une psicoanálisis, filosofía y política, así como libros de poesía.

    De 2004 a 2015 fue Consejero Cultural de la Embajada Argentina en España. Fue nombrado por el Gobierno español Comendador de la Orden de Isabel la Católica en el grado de Encomienda; la Orden tiene por objeto premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional.

    Es profesor honorario de la Universidad de Buenos Aires, de la Universidad de San Martín y en el año 2018 recibió el Doctorado Honoris Causa de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario. Entre los años 1972 y 1976 publicó en esa ciudad varios libros de poesía, uno de ellos, Sobre hospicios y expertos navegantes obtuvo el Premio Nacional de Poesía del Fondo de las Artes. Durante la segunda mitad de los setenta formó parte de la avanzada del psicoanálisis lacaniano en España. Fundó grupos de psicoanálisis y la primera revista lacaniana de Madrid, Serie Psicoanalítica (1981). Colaborador en la consolidación del Campo Freudiano en España, es miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo Freudiano en España (ELP) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP), así como docente del Nuevo Centro de Estudios Psicoanalíticos.

    Jorge Alemán llama la atención, dentro del campo psicoanalítico, sobre una serie de autores y problemas que nunca antes se habían planteado. Por el hecho de que todos estamos en la filosofía, aún sin saberlo o incluso en contra de nuestra propia voluntad, Alemán se encontró poniendo en práctica la antifilosofía desde el inicio. Práctica antifilosófica que se instaura desde el psicoanálisis, y que consiste en convocar a la filosofía para atravesar su límite. Estas cuestiones abordadas en varios escritos se aúnan en el libro con el título Lacan: Heidegger en 1998. Un decir menos tonto en 1989, resultó una mostración en acto de dicha práctica. Tanto los dos puntos del título Lacan: Heidegger, que tienen la función de separar y reunir al psicoanalista y al pensador, como la persecución del sentido de la frase en la que Lacan se interroga sobre la posibilidad de que el psicoanálisis pueda llegar a producir, respecto del goce, un decir menos tonto que los de la ciencia, la filosofía y la religión, constituían la fórmula antifilosófica.

    Ya en 1992, al publicar el libro Cuestiones antifilosóficas en Jacques Lacan abordaba las resonancias y las divergentes soluciones que el psicoanálisis proponía para algunos temas candentes de la filosofía.

    En el libro Lacan en la razón posmoderna (2000), Jorge Alemán se apropia directamente de la antifilosofía, situando el momento inaugural de la misma en el descubrimiento freudiano. La experiencia subjetiva que inaugura, con el acontecimiento de la práctica del inconsciente, es antinómica con los ideales de la modernidad. Habiendo partido Freud de sus coincidencias con el programa moderno, se encontró en última instancia con el trabajo incesante de las pulsiones, viendo desbaratada toda ilusión de progreso hacia objetivos elevados. Freud resulta, a los ojos de Alemán un eminente crítico de la modernidad. El sentido -operación inherente a la filosofía de las luces- se ve mermado por una relación de conjunción/disyunción con la pulsión. Finalmente, en su elucidación de la antifilosofía que adquiere su acuñación específica en la obra de Lacan, Jorge Alemán la lleva a confrontarse con la deconstrucción. Al situar a la pulsión como límite no deconstruible del psicoanálisis, se marca la diferencia entre este y lo que el caracteriza como el «giro religioso» de los discursos contemporáneos, correspondientes a la deconstrucción posheideggeriana.

    En Inconsciente: existencia y diferencia sexual que prosigue el libro Lacan: Heidegger, planteará que solo accede a lo humano la existencia hablante, sexuada y mortal. Estas tres condiciones se anudan de tal forma que constituyen el requisito insoslayable de cualquier «poder ser» puesto en juego en el deseo humano. Las condiciones de esta experiencia no pueden ser ni captadas ni regidas enteramente por una conciencia reflexiva o por la identidad fundamental de un yo pensante. Se atiende en la obra a la cuestión fundamental de la estructura que se impone en la existencia a través de la lengua y, por tanto, al carácter de fractura, de desfondamiento, de herida esencial que la lengua impone a la existencia hablante, sexuada y mortal.

    En su libro Notas antifilosóficas, Alemán plantea los puntos clave de lo que se puede llamar el «malestar en la civilización» en la actualidad, donde los dispositivos históricos se transforman en Sociedad de control, Sociedad del espectáculo, Discurso capitalista. Por otro lado, plantea u tema de gran actualidad -también para la clínica-, cuando el miedo se vuelve una constante de la vida cotidiana, miedo que domina es escenario público de la ciudad. El autor plantea que «en el miedo no solo nos protegemos: se nos da la posibilidad de saber “qué hacer” con una existencia que por estructura es injustificable y sin excusas».

    Algunos de sus últimos libros publicados son Para una izquierda lacaniana (2009) y Lacan, la política en cuestión (2010).

    Obra:

    • 1972 - Invasiones y leyenda.
    • 1973 - Sobre hospicios y expertos navegantes.
    • 1974 - Iguanas.
    • 1981 - Patética.
    • 2000 - Lacan en la razón posmoderna.
    • 2001 - El inconsciente. Existencia y diferencia sexual.
    • 2003 - Derivas del discurso capitalista. Notas sobre psicoanálisis y política.
    • 2008 - Arte, ideología y capitalismo, de Zizek, Alemán y Rendueles;
    • 2008 - No saber.
    • 2009 - Desde Lacan: Heidegger.
    • 2009 - Para una izquierda lacaniana....
    • 2010 - Lacan, la política en cuestión.
    • 2012 - Soledad: Común. Políticas en Lacan.
    • 2014 - En la frontera. Sujeto y capitalismo.
    • 2016 - Horizontes neoliberales en la subjetividad.
    • 2019 - Capitalismo: Crimen perfecto o emancipación.
    • 2021 - Ideología: Nosotras en la época, La época en nosotros
  • Jorge Alemán
    Alemán, Jorge

    Jorge Alemán Lavigne (Buenos Aires, 1951) es un psicoanalista y escritor de origen argentino. En 1976 se exilió en España, desde esa fecha vive en Madrid. Ha publicado numerosos libros que dan cuenta de un pensamiento que une psicoanálisis, filosofía y política, y libros de poesía.

    Obra:

    • 1972 - Invasiones y leyenda.
    • 1973 - Sobre hospicios y expertos navegantes.
    • 1974 - Iguanas.
    • 1981 - Patética.
    • 2000 - Lacan en la razón posmoderna.
    • 2001 - El inconsciente. Existencia y diferencia sexual.
    • 2003 - Derivas del discurso capitalista. Notas sobre psicoanálisis y política.
    • 2008 - Arte, ideología y capitalismo, de Slavoj Zizek, Jorge Alemán y César Rendueles.
    • 2008 - No saber.
    • 2009 - Desde Lacan: Heidegger.
    • 2009 - Para una izquierda lacaniana...
    • 2010 - Lacan, la política en cuestión.
    • 2012 - Soledad: Común. Políticas en Lacan.
    • 2014 - En la frontera. Sujeto y capitalismo.
    • 2016 - Horizontes neoliberales en la subjetividad.
    • 2019 - Capitalismo: Crimen perfecto o emancipación.
    • 2021 - Ideología: Nosotras en la época, La época en nosotros