facebook
Menu

Año 7 #79 Mayo 2021

Querido chamamé

Aníbal Arias y Antonio Príncipe son dos músicos de larga trayectoria alrededor del tango. Pero, en este caso, decidieron unirse para tocar chamamé. No han intentado ni replantear el género, por el contrario, han encarado un repertorio tradicional de la manera más pura, con clásicos como Kilómetro 11, A Villa Guillermina, Merceditas, El rancho e'la cambicha, Pájaro Chogüí y Angélica.

 


El Rancho de la Cambicha

 

Alma Guaraní

 

Pajaro Chogüí

 

Angélica

 

Misionera

 

A Villa Guillermina

 
 

Kilómetro 11

 


Recuerdos de Ipacarai

 
 

Corrientes Poty

 
 

De Espuelas y Alpargatas

 
 
Las Palmas

 

Merceditas



 
  • Aníbal Arias
    Arias, Aníbal

    Aníbal Arias (Buenos Aires, 1922-Buenos Aires, 2010) fue un destacado guitarrista de la historia del tango. Fue fundador de la Escuela de Música Popular de Avellaneda, participó en numerosos ámbitos de enseñanza y tuvo un rol clave en la transmisión de los estilos históricos a jóvenes intérpretes.

    Hijo de un cantor y guitarrista, debutó tempranamente en el conjunto infantil Los Catamarqueñitos. Pedro Ramírez Sánchez fue su maestro.

    Por épocas alternó la actividad musical con los oficios de técnico en televisores y taxista.

    Tras algunas experiencias juveniles en el reportorio de música erudita, jazz y folklore, se asentó definitivamente en el tango. Acompañó a Libertad Lamarque, Rosita Quiroga, Roberto Goyeneche, Julio Sosa, Azucena Maizani, Edmundo Rivero, durante largo tiempo a Héctor Mauré y a Susana Rinaldi, entre otras voces célebres.

    En 1969 fue convocado por Aníbal Troilo para integrar su cuarteto, del que formó parte hasta la muerte del bandoneonista, en 1975.

    Desde 1980 fue solista de la Orquesta del Tango de Buenos Aires, que codirigen Carlos García y Raúl Garello. Paralelamente, integró con el bandoneonista Osvaldo Marinero Montes un notable dúo con repertorio de clásicos del género, con el que grabó dos discos de antología: Juntos por el tango (1997) y Bien tanguero (2007).

    Con distintas formaciones viajó a Europa y repetidamente a Japón.

    Participó asimismo de la producción Café de los maestros, producida por Gustavo Santaolalla y Gustavo Mozzi. Como solista, grabó su CD La guitarra romántica del tango.

    En 2005 recibió el Premio Konex - Diploma al Mérito como uno de los cinco mejores instrumentistas de tango de la década.

    Conocedor también de la música clásica, el jazz y el folklore argentino, realizó en 2006 un entrañable registro junto al recordado bandoneonista Antonio Príncipe, Querido Chamamé.

    A su trayectoria como intérprete se suma una extensa actividad como docente, que en las últimas décadas alentó desde las aulas el desarrollo de una nueva generación de músicos populares.

Más en este número « Cohíba Al Fondo a la Derecha »