facebook
Menu

Año 6 #66 Abril 2020

Diario en la crisis

Ningún libro puede ahorrarse el dilema de qué hacer con las palabras: no todos son capaces de plantearse qué hacer con una herencia, vale decir, con palabras, tópicos y trópicos trabajados por una cultura. Este reciente libro de Daniel Freidemberg pertenece —creo— a esta especial categoría.” [Daniel Samoilovich, “Una herencia de incertidumbre”.]

 

 

Diario en la crisis

Poemas incluidos en Diario en la crisis (Libros de Tierra Firme, Buenos Aires, 1986 segunda edición en 1990 / Al Fondo a la Derecha, 2020).

 

 

Desde aquí

Hay aves que vuelan, puedo asegurarlo
ayer
vi una bandada de cigüeñas
(blancas) sobre Buenos Aires
Movían sus grandes alas
como a mil
metros
de nosotros
y
todo era lo más natural

 

Racconto

Para anotar en la memoria:
el sol
transeúntes varios
pajaritos
cierta reverberación típica de la hora
y era yo el que miraba
y era el sol
y
la chica que caminaba por la plaza
con su pollera a cuadros, y
llena era de gracia
y
no de
             mí
 

Hechos

Ave dudosa si las hay, la
paloma urbana
toda aplastada ella en
medio del macadam
volaba aún a su manera en la mente
del transeúnte que
toda esa noche no durmió
sin encontrar respuesta al caso

 

Acción

En la vereda, empapado por
un súbito aguacero que asoló la ciudad
ametralló a los que colmaban los balcones
gritándole es tarde, acabe la serenata
que él no canto, que
ni siquiera conocía,
que parte de su corazón
componía esa mañana
poco antes que suene el reloj

 

La flor

Había en la jarrita una flor
de especie no determinada
Loca flor que alumbraba
las noches de insomnio
Que producía mucho mal
si se miraba demasiado
Lo mejor era acercarse despacio
lo mejor
era ir a cualquier parte y hallarla

 

Escena con ángel

El ángel parado en la baranda
bajo la túnica le asomaba un pie
miraba un poco atontado a
la gente, iba a volar
Hubo un infinitesimal instante
de suspenso. El ángel
tosió un poco y se disolvió
Llovieron durante aquel año las
hilachas
                  de una pereza inexplicable
Los perros a la tarde aullaban
como seres humanos

 

Tanguito

La heroína dice que se va
“Quiero tu bien” me dice
“nada más que por salvarte”
y en su caída
quiere dejarme a un lado
Se pone el casco de amazona y
dice que se va
Tan orgullosa está consigo misma que
se lleva la puerta por delante
Esa es una prueba concluyente de
la impenetrabilidad de la materia
Ella lo sabe, ella lo sabe, pero
debe cumplir con su papel
Eso está bien y yo
que no seré feliz
me arrincono pa mirarte

 

Moraleja

Tema del loco en la ciudad
bajo el cielo nublado
esquivando los taxis, las miradas
Cosas idas de sitio farfullaba, “trozos
de lo que hubo aquí uníos” o
“pongan más aire el cielo se viene abajo”,
eso era un espectáculo según
los testigos presenciales
y él iba saludándolos, les
invitaba a comer,
cosa que todos aceptaron
y ái fue que se extendió la peste

 

En fin

El viejo cuervo
de la posteridad
ríe en la pieza
mal iluminada
entre los bollos de papel
que orlan los bordes del cadáver
“Ya nunca más” dice obviamente el
juguetón
La puerta se abre: no entran
admiradoras desoladas
ni el silencio de Dios
sino un poco de viento y
lo dispersa todo
como una nieve que bendice el barrio

 

Toda una vida

Como no paraba de garuar
años y años quedamos
mirando la vereda
por habernos venido sin pilotos.
Los puchos llegaban hasta el techo
y el mal olor, las
miradas corrosivas del mozo
tensaban demasiado el ambiente.
Ya no sabíamos de qué hablar:
de tanto repetirlas, las historias
pasaban a decir otras cosas
y afuera todo era mojado y
brillaba
el gris en sus diversas gamas
igual que cuando uno era chico y
no se podía salir a jugar

 

 

  • Daniel Freidemberg
    Freidemberg, Daniel

    Daniel Freidemberg nació en 1945 en Resistencia, provincia de Chaco. Desde 1966 reside en Buenos Aires. Trabajó, entre otros oficios, de maestro de escuela, empleado bancario, periodista y crítico literario. Fue cofundador e integrante del Consejo de Dirección de la revista Diario de Poesía.

     

    Obra:

     

    Libros de poemas:

    Blues del que vuelve solo a casa (1973, Buenos Aires, Ediciones del Escarabajo de Oro),

    Diario en la crisis (1986, Buenos Aires, Libros de Tierra Firme, segunda edición 1989 – Al Fondo a la Derecha, 2020)

    Lo espeso real (1996 Buenos Aires, Libros de Tierra Firme1989 – Al Fondo a la Derecha, 2020)

    La sonatita que haga fondo al caos (1998, Santiago de Chile, Ril Ediciones),

    Cantos en la mañana vil (2001, Buenos Aires, Paradiso1989 – Al Fondo a la Derecha, 2020)

    Noviembre (2006, Buenos Aires, Zorra Poesía)

    En la resaca (2007, Buenos Aires, Paradiso)

    Sonidos de una fiesta ajena (2012, Buenos Aires, Ruinas Circulares, prólogo de Nicolás Rosa)

    Antología poética (2015, Buenos Aires, Fondo Nacional de las Artes, prólogo de Esteban Moore)

    Abril (2016, Buenos Aires, Barnacle Libros)

    Días después del diluvio (2018, Barcelona, Kriller71, selección de Aníbal Cristobo, prólogo de Jonio González, postfacio de Diego Bentivegna)

     

    Ensayo y crítica:

    La poesía del 50 (1982, Buenos Aires, Centro Editor de América Latina),

    La palabra a prueba (1993, Madrid, Cuadernos Hispanoamericanos)

    Cómo se escribe un poema (en coautoría con Edgardo Russo, 1994, Buenos Aires, El Ateneo).

     

    Es, además, autor de 16 antologías de poesía.