facebook
Menu

Año 6 #63 Enero 2020

Poema

Primero titulado La canción del amor triunfante, luego Poema sinfónico y finalmente, y simplemente Poema (como lo demuestra el manuscrito autógrafo), el trabajo de Chausson parece prescindir de un programa o asociación de ideas extramusicales. Sin embargo, el título primitivo hizo referencia explícita a la novela homónima de Ivan Turgenev (publicada poco antes en 1881), una historia fantástica donde precisamente una melodía del violín interviene en la trama. Posiblemente haya en la obra una influencia de la violinista Eugène Ysaÿe, a quien está dedicada, especialmente en ciertos trazos de escritura que son como un reflejo de los hábitos de Ysaÿe. [Pierre-René Serna]

 

Intérpretes

Orquesta Filarmónica de la Radio France
Director: Mikko Franch
Violín: Anna Tifu

  • Ernest Chausson
    Chausson, Ernest

    Ernest Chausson (París, 1855-Limay, 1899) fue un compositor francés. Formado con Jules Massenet y César Franck, su estilo evolucionó bajo la influencia de Franck, Richard Wagner y Claude Debussy. Compuso piezas sinfónicas, de cámara y para la escena. Destaca su poema sinfónico Viviana (1882).

    Tras licenciarse en Derecho, entró en el Conservatorio de París en 1880 en la clase de Massenet. Después fue discípulo de Franck (1880-1883) y se relacionó con músicos como Henri Duparc, Vincent D'Indy, Gabriel Fauré y Claude Debussy, así como con poetas y pintores como Pierre-Auguste Renoir y Edgar Degas.

    A lo largo de diez años fue secretario de la Sociedad Nacional de Música, época en la que se estrenaron gran parte de sus composiciones. Entre las obras más significativas de su producción destacan las 7 Mélodies (1882) y Vivianne (1882), poema sinfónico sobre la leyenda de la Mesa Redonda. Después creó 4 Mélodies (1882-1888), de las cuales Nocturne y Amour d'antan suponen una novedad por sus búsquedas armónicas y su sensibilidad.

    Otras de sus obras importantes datan de 1890: Poème de l'amour et de la mer para soprano y orquesta, en el que renueva el espíritu de la cantata; Sinfonía en si bemol, y Concierto para piano, violín y cuarteto de arcos. La influencia de Wagner y Franck se encuentra en sus obras Cuarteto con piano y Poéme para violín y orquesta, ambas de 1897.

    Para el teatro escribió muchas páginas, entre las que destacan la música de escena para La Tempestad de William Shakespeare y La Légende de sainte Cécile de Maurice Bouchor y varias partituras dramáticas, una de ellas la de Le Roi Arthus. Su larga producción se vio truncada por un accidente de bicicleta cuando tenía cuarenta y cuatro.