facebook
Menu

Naguib Mahfuz

Naguib Mahfuz (1911/2006) fue un escritor egipcio, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998.

Muy de joven se interesó por la literatura medieval y arábiga, escribiendo durante su época de estudiante en varias revistas especializadas. Para perfeccionarse en el idioma inglés tradujo la obra de James Baikie El antiguo Egipto en 1932 y una vez graduado en filosofía (1934) en la universidad Rey Faruk I (hoy universidad de El Cairo), escribió más de ochenta relatos durante los seis años siguientes.

Su primer trabajo publicado es Susurro de locura (1938). Desde 1939 a 1954 completó tres volúmenes de una proyectada serie histórica de cuarenta novelas sobre el período faraónico, abandonando el proyecto para dedicarse a novelas con contenido social, nutriéndose para ello de la realidad circundante.

Simultáneamente escribe varios guiones para cine. Entre dos palacios (1956), La azucarera (1956) y Palacio del deseo (1957) integran la Trilogía de El Cairo, serie de gran éxito que refleja la convulsión que siguió al derrocamiento de la monarquía en 1952. Otros títulos son Chicos de Gebelawi (1959), El ladrón y los perros (1961) y Miramar (1967).

Se desempeñó como funcionario en diversas áreas del gobierno de su país y en 1972 recibió el Premio Nacional de las Letras Egipcias y el Collar de la República, el más alto honor de su nación. Considerado el padre de la prosa árabe contemporánea, en 1988 recibe el premio Nobel de literatura siendo el primer árabe distinguido con este galardón, aunque contaba ya con el reconocimiento de la crítica mundial como uno de los más destacados narradores del mundo islámico atento a que, entre otros méritos, no existen antecedentes de “novelas” (en el sentido actual) dentro de la literatura árabe a pesar de su abundante narrativa.

La única aproximación al género corresponde a Zainab (1913), del egipcio Haykal, seguido luego por otros que abordaron el ignorado género de la ficción (Taha Hussein, Abbas Al-Aqqad, Ibrahim Al-Mazini y Tawfiq Al-Hakim). Sin embargo la novela propiamente dicha llegaría una generación más tarde de la mano de su talento al publicar su primer trabajo en 1939.

Mahfuz es a la literatura árabe lo que Flaubert a la novela moderna: su iniciador. Desde entonces ha escrito más de treinta colecciones de cuentos habiendo dedicado sus últimos años a la novela, a razón de una por año.

Entre sus títulos se destacan Principio y fin (1949) ambientada entre 1933 y 1938 en la que describe una imagen densa y dinámica de la realidad durante la monarquía, El callejón de los milagros (1947) situada en los años cuarenta en el callejón Midaq, pleno centro de la capital, en el que describe a los personajes típicos de la ciudad (el vendedor de caramelos, la panadera, el dentista, el barbero, el comerciante y la hermosa Hamida, joven y ambiciosa), llevada al cine por el director mexicano Jorge Fons (1995) quien la ambienta en México; el film obtiene el premio Goya, y Charlas de mañana y tarde, esta última una suerte de novela histórica que reseña los principales sucesos de su pueblo entre los siglos XVIII y XX a través de seis generaciones de una misma familia entremezclando épocas sin variar el tiempo narrativo.

Interpretó como nadie los conflictos y anhelos de su nación, al punto de convertirse en el paradigma de su esperanza. Ha reflejado lúcidamente la realidad de una cultura que vive entre la tensión de ser fiel a sí misma, las influencias externas y la búsqueda de una imprescindible síntesis entre ambas. Sus obras deambulan entre monólogos interiores apelando al absurdo, y han sido adaptadas al cine, teatro y televisión (sus personajes son familiares en Egipto), alcanzando notoriedad mundial en razón de que su temática transita la realidad de su pueblo pero la excede, alcanzando la esencia de la naturaleza humana. Prueba de ello es la favorable acogida de su obra en otras culturas.

Es columnista del periódico Al Ahram Weekly de lengua inglesa, su obra ha sido traducida a más de veinticinco lenguas.

En 1994 es atacado por fundamentalistas y herido con un cuchillo en el cuello lo que le provocó serios daños en la visión, la audición y una parálisis del brazo derecho.

Mahfuz falleció el 30 de agosto de 2006.

Obras del autor en La Púrpura de tiro