facebook
Menu

Shirley Jackson

Shirley Jackson (San Francisco, 1916-North Bennington, 1965) fue una cuentista y novelista estadounidense especializada en el género de terror. En ella se han inspirado algunas de las voces que más han calado en la tradición del género y sus obras siguen siendo reeditadas.

Jackson vivió en un pueblo del estado de Vermont hasta la adolescencia, momento en el que se mudó a New York. La extrañeza del nuevo sitio seguramente la marcó tanto que se convirtió en uno de los temas que atravesarían su escritura.

De pequeña, Shirley se sentía rara y esto la llevó a desear más la compañía de los libros que de los niños. Esto provocó un gran descontento en su madre, y fue el inició de una relación conflictiva que duraría para siempre. No obstante, esta inclinación por los libros y la soledad le permitieron a Shirley encontrar su vocación y en el futuro convertirse en una de las escritoras más valiosas de su país.

 

Una de las cosas que siempre se dicen de Jackson es que no le gustaba aparecer en los medios. Rechazaba las entrevistas y no le interesaba promover su trabajo. Además, estaba convencida de que un buen escritor no necesita explicar sus libros, porque ellos se explican perfectamente solos.

 

Shirley Jackson falleció el 8 de agosto de 1965 de un ataque al corazón. Tenía tan sólo cuarenta y ocho años pero sufría de sobrepeso y era una fumadora compulsiva: sin duda estas dos cuestiones afectaron severamente su salud.

Escribió seis novelas, más de cien relatos, dos libros autobiográficos y media docena de escritos infantiles, además de varios ensayos. Su primera novela fue The Road Through the Wall (1948), donde podemos observar como su estilo y modus operandi se abren paso, en su relato descriptivo de una pequeña ciudad de América, convirtiéndola por temática casi en una pieza complementaria de "La Lotería".13​ Para publicitarla se les ocurrió a sus editores afirmar que su autora había practicado brujería, cosa que molestaba a Jackson ya que pensaba que banalizaba su trabajo.14​ Otras novelas fueron: Hangsaman (1951), The Bird's Nest (1954), The Sundial (1958) y La maldición de Hill House (1959), esta última una adaptación moderna de la clásica novela gótica. Narra la historia de un científico y filósofo que lleva años entregado al estudio de las perturbaciones psíquicas que se dan en las casas encantadas, hasta que oye hablar de Hill House. Decide alquilarla y reunir un pequeño equipo para intentar recabar pruebas, viviendo experiencias alucinantes.15​ La obra representa muy bien el estilo de su autora: nunca estridente ni sensacionalista, su voz narrativa es serena, hasta fría emocionalmente, pero exquisitamente precisa en su imaginería y en la elección de vocablos.

La maldición de Hill House ha sido considerada por autores como Stephen King, como una de las más importantes obras de horror del siglo XX. En su última novela Siempre hemos vivido en el castillo, publicada en 1962, la escritora se alejaría del misterio para introducirse en el terror íntimo, doméstico, explotando sus complejos claustrofóbicos. La voz narradora pertenece a una chica de dieciocho años que vive junto a su hermana y su tío, aislados del resto del pueblo por una desgracia que ocurrió años antes. La novela fue escogida por la revista Time como uno de los 10 mejores libros del año16​ y fue adaptada para el teatro a mediados de los 60. La Lotería ha sido igualmente adaptado varias veces para la televisión, el cine y la radio, y otras obras han servido de inspiración para distintas películas, como Come Along with Me (1982), dirigida por Joanne Woodward. La película Lizzie (1957) está basada en la novela de Jackson The Bird’s Nest.

Obras del autor en La Púrpura de tiro