facebook
Menu

Atahualpa Yupanqui

Atahualpa Yupanqui (Héctor Roberto Chavero; Pergamino, 1908-Nimes, Francia, 1992) fue un crucial compositor e intérprete argentino. Durante años actuó sin descanso en numerosas ciudades del país, hasta que en la década de 1940 conoció el éxito como poeta renovador de la música folclórica. En 1948 se radicó en París desde donde inició una brillante carrera internacional.

Entre sus antepasados se encuentran indios, criollos y vascos. Durante la adolescencia adoptaría el seudónimo que lo acompañaría para siempre: Atahualpa Yupanqui. Jugó al fútbol, practicó el boxeo y la esgrima. Militante del Partido Comunista argentino en los años en que el carné de afiliado era un pasaporte seguro a la persecución de la que Yupanqui se libró a costa del exilio.

Este hijo de un empleado de ferrocarril, se convirtió uno de los mayores referentes de la música folklórica argentina. Compositor, guitarrista, cantante y escritor, ha dejado una obra cuyo conocimiento es esencial.

Yupanqui interpretó sus canciones no solo en Argentina, cantó con Edith Piaf en París en el año 1948 y dio cientos de conciertos en varios países europeos.

Autor de más de mil quinientas canciones, se hizo famoso con temas como Caminito del indioNostalgia tucumanaLos ejes de mi carretaZamba del adiósHuajiraViento, vientoCampo abierto o El payador perseguidor. Entre su producción lírica cabe destacar Piedra sola (1950) y Guitarra (1958).

También fue un notable prosista, como atestiguan un buen número de obras suyas, entre ellas El canto del viento (1965) y Notas de un viaje al Japón (1977). Muchas de sus composiciones, de hondo lirismo y crítica abierta a las condiciones sociales de América latina, figuran en el repertorio de grandes intérpretes mundiales de la canción.

 

Obras del autor en La Púrpura de tiro