facebook
Menu

Año 4 #38 Diciembre 2017

Quinteto Opus 57

El género del quinteto para piano se remonta al clasicismo. En el siglo XX  ha tenido cultores destacados como Fauré, Bartok, Sibelius, Martinu y Shostakovich. Precisamente, el Quinteto para piano Op. 57 de Shostakovich es una de sus expresiones más logradas. Obra de gran aliento, raya en lo sinfónico por su gran variedad de ideas; sin embargo es música convencional y de fácil audición. Fue compuesto —al igual que su extraordinaria quinta sinfonía— como un intento de Shostakovich por reconciliarse con la censura soviética.

 

D Shostakovich Piano Quintet Opus 57 (g)

Quinteto opus 57 en sol menor para cuerdas y piano

Intérpretes:
Martha Argerich, Piano
Joshua Bell, 1er Violin
Henning Kraggerud, 2do Violin
Yuri Bashmet, Viola
Mischa Maisky, Cello

  • Dimitri Shostakovich
    Shostakovich, Dimitri

    Dimitri Shostakovich (San Petersburgo, 1906-Moscú, 1975) fue uno de los grandes compositores soviéticos. Su producción abarca todos los géneros: la ópera, la comedia musical, la sinfonía, la miniatura para piano, la música concertante, la cantata, el cuarteto de cuerda y la música para el cine. Autor prolífico, escribió un total de 147 números de opus, correspondientes muchos de ellos a obras que hoy se cuentan entre las páginas más interpretadas y grabadas.

    Nacido en el seno de una familia en la cual la cultura ocupaba un lugar importante, Shostakovich recibió sus primeras lecciones musicales de su madre, pianista profesional, a una edad que se puede considerar relativamente tardía, los nueve años. Ante sus grandes progresos, en 1919 ingresó en el Conservatorio de Leningrado, en donde tuvo como principal maestro a Aleksandr Glazunov. Huérfano de padre desde 1922, Shostakovich proseguía sus estudios al mismo tiempo que, para mantener a su familia, tocaba en diversas salas de cine como pianista acompañante.

    El estreno en 1926 de su sorprendente Sinfonía Nº 1, escrita en ocasión de su graduación en el conservatorio, atrajo inmediatamente sobre él la atención del mundo musical. Las obras inmediatamente posteriores, como la ópera La nariz o el ballet La edad de oro, no hicieron sino confirmar su talento.