facebook
Menu

Howard Phillips Lovecraft

Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) nació en Providence, Rhode Island, en una familia aristocrática de ascendencia inglesa. La actitud opresora de su madre recomendándole no alternar con niños de menor categoría y su pertinaz obsesión por la fealdad del hijo, han sido la causa de su aislamiento y la tendencia a imaginar historias para evadirse de la realidad. Su padre de poca presencia en el hogar murió cuando el contaba ocho años. A causa de su salud precaria concurrió a la escuela en forma irregular. A los seis años leía Las mil y una noches. También la mitología grecolatina (a la que llamaba “La edad de oro del mundo”) lo impactó profundamente.

Se interesó por la química (montó un pequeño laboratorio), la geografía y la astronomía, disciplinas que abonan su fantasía con la mezcla de elementos y el conocimiento de sitios lejanos (lo fascina la Antártida y el espacio inexplorado).

Continúa escribiendo cuentos pero destruye todo a los dieciocho años salvo “La bestia de la cueva” (1905) y “El alquimista” (1908). Su salud le impide concurrir a la universidad acentuando su tendencia al aislamiento. Estudios caseros, la influencia de un tío médico y la gran biblioteca de su abuelo suplieron esa carencia.

En 1914 se unió a la United Amateur Press Association que nucleaba a literatos noveles, en donde le recomiendan la escritura fantástica, género en el que trabajó, en 1917 escribió “La tumba” y “Dagon”, ambos publicados más tarde en Weird Tales.

En 1921 murió su madre y se acabó la fortuna familiar. Comenzó a realizar algunos trabajos por encargo (generalmente la corrección de escritos de otros escritores). Al año siguiente tuvo su primera publicación profesional: Herbert West Reanimator. La influencia de Poe y Dunsany es notoria.

A partir de allí se sucedieron innumerables relatos (alrededor de setenta) reunidos en varios volúmenes entre los que destacan: El caso de Charles Dexter Ward (1927), novela corta, El modelo de Pickman, el mencionado Herbert West ReanimatorHistoria del Necronomicón, La llamada de Cthulhu (1926), y La bestia en la cueva, entre otros. También le pertenecen varios artículos e infinidad de poemas.   

En 1924 se casó con Sonia Green, diez años mayor que él y a los dos años se separaron a causa de divergencias, pero trascendió que abominaba de la sexualidad. Tras dos años en Brooklyn regresó a Providence donde vivió con sus tías.

Conocido en vida solo por un reducido grupo, recién en la década del 70 del siglo pasado, cuando es traducido al español y al francés, su nombre alcanzó notoriedad internacional. Borges le ha dedicado uno de sus cuentos: There are more things (1975).