facebook
Menu

Osvaldo Soriano

Osvaldo Soriano (1943/1997), escritor y periodista argentino, nació en Mar del Plata el 6 de enero de 1943. Durante la niñez varió permanentemente de residencia siguiendo el destino familiar. El desarraigo lo marcó.

Ganó sus primeros pesos jugando al fútbol y nunca terminó el ciclo secundario. Muy joven escribió sus primeros cuentos. Luego ejercería el periodismo en El Eco de Tandil, Primera Plana, Panorama, La Opinión y El Cronista.

En 1969 se instala en Buenos Aires. Triste, solitario y final(1973), primera novela, fue traducida al inglés, francés, italiano, alemán, portugués, sueco, noruego, holandés, griego, polaco, húngaro, checo, hebreo, danés y ruso, junto a otros títulos importantes.

En 1976 viajó a Bélgica y luego residió en París hasta su regreso a Buenos Aires (1984). No habrá más penas ni olvido(1983), fue llevada al cine por Héctor Olivera ganando el Oso de Plata en el festival de cine de Berlín.

Cuarteles de Invierno, tuvo seis ediciones en 1983, y dos años antes ya había sido considerada en Italia mejor novela extranjera y adaptada al cine en dos oportunidades.

Artistas, locos y criminales(1984) y Rebeldes, soñadores y fugitivos(1988), son dos colecciones de textos e historias de vida, y A sus plantas rendido un león(1988) se convirtió en un gran suceso editorial. Fue corresponsal de Il Manifesto de Italia.

Una sombra ya pronto serás(1990) fue llevada al cine en 1994, nuevamente por Héctor Olivera. Ya había aparecido su volumen Cuentos de los años felices, recopilación de cuentos publicados por el diario Página 12 donde colaboraba.

Su desaparición motivó artículos y notas que trasuntaron gran congoja. Osvaldo Soriano fue un hombre querido y respetado en todos los círculos que frecuentaba, aún en medios internacionales.

Aunque él desestimara sus propios logros, ha vendido más de un millón de ejemplares y ha sido reconocido internacionalmente por su producción literaria. Su último libro fue La hora sin sombra(1995).

Premios: Raymond Chandler Award (1994) que antes había ganado Graham Greene. La revista "Análisis" de Santiago de Chile, le otorgó el premio Carrasco Tapia.
En Argentina lo distinguieron las fundaciones Konex y Quinquela Martín.

Murió el 29 de enero de 1997 en Buenos Aires.